VUCAneros, omnívoros digitales y otras variantes de herpetólogos

  • Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo

Quien no haya oído hablar del término VUCA es que ha leído poco sobre economía digital, estrategia o transformación digital, o acaso ha preferido quedarse con el acrónimo en su vertiente española. Lo digital es algo que ha cambiado el mundo y que está llamado a ser biodegradable. Y quizás debe servir de alimento a todos nosotros: “Omnívoros digitales”. El reto ahora está en seguir cultivando el coraje de ser curiosos. Y eso requiere de enfrentar algunos miedos.

En una charla de David Kelley que forma parte de los clásicos de TED y en la que elabora el concepto de la Confianza Creativa -capacidad de recuperar la confianza en nuestra capacidad de crear– aparecen algunas de las joyas que nos hacen entender a todos cuál es el proceso de aprendizaje de cualquier habilidad que juzgamos como fuera de nuestro alcance. ¿Es posible ser un líder digital en un entorno ya digitalizado?

Quizá no tenga sentido que alguien nos hable de liderazgo, vulnerabilidad, colaboración junto con conceptos tecnológicos como inteligencia artificial, deep learning, data lakes o mobility. Y todo está mezclado. No todo lo digital es tecnología y tampoco es posible aprender sin la actitud adecuada. Un antiguo proverbio zen admite que el maestro aparece, solo cuando el discípulo está listo. Entender las claves para gobernar la transformación digital de las compañías requiere de altas dosis de observación, de la metodología de un arqueólogo, de la capacidad de empatía de una madre, del coraje de un pirata, y, del apetito de una osa que despierta en primavera. Repasa las metáforas y te hará sentido.

Lo digital es algo que ha cambiado el mundo y que está llamado a ser biodegradable. Y quizás debe servir de alimento a todos nosotros: “Omnívoros digitales”.

El líder digital que buscamos tiene muchos nombres para un consultor de búsqueda de ejecutivos: Chief Digital Officer, Digital Transformation Officer, Chief Marketing Technology Officer, etc. Y ninguno de esos nombres resuelve algunas de las capacidades básicas de esta posición. Posiblemente ahí esté el gap entre las competencias requeridas y las habilidades necesarias. La mayoría de los procesos de búsqueda de CDO (chief digital officer), adolecen de la proyección de frustraciones pasadas por parte del management de la compañía o simplemente de las carencias del CEO. No es posible encontrar a la persona que buscamos, si el reto está mal planteado. Y además hay riesgo de caer en CDO-stasis y eso forma parte de otra conversación. La formación de profesionales de primer nivel para dirigir procesos de transformación digital requiere como primer paso de tipas y tipos con la experiencia acumulada previa, y que se hayan dado permiso para volver aprender. Si crees que ya lo sabes, no estás llamado a dirigir el cambio. #headhunting #CDOsearch

Aprendizaje Digital y Experiencias de Liderazgo

¿Qué diferencia un proceso de aprendizaje digital de un ejercicio de compartir experiencias de liderazgo? Quizás nada en una era en la que todo está mezclado. Ser digital hoy es como querer ser medieval antes del renacimiento. Ya lo eres. Solo tienes que darte permiso. Y quizás te sirva de ayuda transmitir a tu organización y a ti mismo alguna de las siguientes máximas:

  1. La redefinición del modelo de negocio es algo que se construye mientras haces brillar la parte “core” de tu cuenta de resultados. Esa que llamas no-digital. Y que también es posible digitalizarla.
  2. Avanzar en tu nuevo modelo de negocio con el mismo legado de definición organizacional es una tarea de titanes. Suelta esa mochila tan pesada. Hacer la estructura más plana no requiere de una noche de cuchillos largos y es posible que haya alguna víctima.
  3. La organización no se digitaliza por fichar a un/a CDO y dejarle hacer el camino en solitario. Es posible que haya organizaciones que busquen CDO rompehielos o infantería. Algunos ya me entendeis. Igual el reto te apetece. Yo sigo considerando que esto es un ejercicio de equipos.
  4. Gobernar en entornos de incertidumbre requiere de cierto punto de locura.Observa a los que ya están locos en tu organización (intraemprendores), igual ahí está el germen de tu transformación para cubrir la primera fase.
  5. Aprender de otros es posible y el aprendizaje sólo se integra haciendo. Prueba. Y puesto a probar documenta tu propio proceso porque esa metodología esconde la pendiente de tu curva de crecimiento.
  6. Si no te gusta la tecnología, los datos y menos aún las personas. Mal vamos. Si crees que tú puedes liderar solo. Vamos peor. Si interpretas ágil como sinónimo de rápido. Tampoco vamos bien. Si crees que transformar tu compañía es eficientar la cuenta de resultados, solo estás viendo una pequeña parte del pastel. Abre tu mirada y no esperes tener todas las respuestas.
  7. Y ahora ponte a andar. Y ten el coraje de definir tu situación futura deseable. Y descubre que cristalizar todos los aprendizajes en el primer proyecto, es un ejercicio de arrogancia. Solo tendrás el control cuando sientas, de tripas, que ha desaparecido la ansiedad por saber y aún sigues visualizando que no hay tiempo para leer todo lo que te queda por leer. ¿Ansiedad por seguir aprendiendo? Disfrutar de la humildad de seguir aprendiendo.

El secreto de crecer en competencias digitales cuando llevas toda una vida profesional de aprendizajes interiorizados es un ejercicio de maestría. Y se puede acompañar a alguien en este proceso (guided mastery). Y está muy relacionado con el apetito para consumir contenidos digitales (omnívoros digitales) el discernimiento para unir viejo y nuevo pensamiento (connecting the dots), y, el coraje para adentrarse en espacio de inseguridad (#VUCAneros). Este proceso tiene que ver mucho con aprender a amar a las serpientes (herpetología).

El proceso de amar a las serpientes

No se trata de hacer apología de enfrentar tus miedos y ciertamente, es la única vía que tienen todos los profesionales hoy en día de trascender esa barrera que les separa de entender que la transformación digital es un salto a una realidad que ya existe y en la cual nunca te diste permiso para tomar partido. ¿Falta de discurso? Posiblemente fobia a cometer errores.

En la conferencia de David Kelley, cofundador de la consultora IDEO y profesor de Design Thinking en Stanford, a la que hacía mención al principio de este post, el autor compartía su propia experiencia de aprendizaje con un concepto denominado “guided mastery” o el proceso de alcanzar la maestría de forma asistida. En su ejemplo del Doctor Bandura como exitoso psicólogo en el tratamiento de fobias, Kelley nos narra que el éxito está en el acompañamiento y sobre todo en la eficacia de cada uno de nosotros para dar el paso final ¿”self-efficacy” o simplemente coraje? Detrás de este concepto no hay más que el ejercicio de acompañar y empoderar a un ser humano hacia un territorio desconocido, un espacio donde los miedos más irracionales aparecen. Aquí aparecen nuestras serpientes.

He tenido la suerte de vivir más de un centenar de entrevistas con extraordinarios profesionales que se plantean liderar la transformación digital de sus compañías en un espacio lleno de freaks, geeks y otros personajes con velocidades digitales pretendidas. La frase de mi amigo Nacho Jiménez Soler “En digital, hay gente que pone más cara de velocidad de la que lleva” simboliza a la perfección que ser digital no es cambiar el huevo de tu cuenta de Twitter. Y eso que el huevo ya murió en abril de este año.

Liderar la transformación digital es un proceso que se inicia con el coraje personal de darse permiso a uno mismo para volver a aprender. Y eso supone revisar los códigos sobre los que han fundado la seguridad de tu discurso hasta la fecha. Es el único camino posible en un espacio de cambio #Livelong_learning

Esta semana he terminado de acompañar a la segunda promoción del Programa de Dirección en Transformación Digital en IE Business School, un grupo de profesionales brillantes en su proceso de aprendizaje o “guided mastery”. Y es justo ahora, cuando tengo cristalino que ellos ya sabían el camino y alguien en algún momento de sus vidas les dijo ser digital era algo complejo. Quizás nadie se lo dijo y ellos lo interpretaron. Y lo cierto es que nadie es digital y nadie es analógico. Nadie ES, todos ESTAMOS en un continuo proceso de cambio. Y en este momento el ritmo de cambio es superior a otro momento de la historia. Quizás esta sea la clave para aprender la corta vida de nuestro fracasos. También nuestros éxitos son perecederos. Todo es cuestión de observador.

Lo único que permanece eterno hasta que no lo decidas retar, son tus propios miedos. Estos siempre irán contigo hasta que no decidas trascenderlos. Y sí, las serpientes existen y también es posible descubrir su belleza, solo basta con llegar a acariciarlas. Y es posible que eso requiera de un rol facilitador.

Dedicado a los alumnos de la II promoción de este programa, que me han hecho aprender conceptos como VUCAneros, omnivoros digitales y otros que no me atrevo a citar. Ellos ya son amantes de serpientes. Ha sido un placer vivir este proceso con vosotros. #WeAreONe

Quantum Markethink - El blog de Bernardo Crespo

[Ignacio Aparicio, Belén Caínzos, Marcos Carrera, Iñigo de Juan, Stéphanie Dubourthoumieu, Andrea Fabra, Pablo Emilio Fernández, Luis María González, Javier David López, Juan Manuel Penín, Ramón Puga, Raúl Retamosa, Francisco Javier Serrano, Pablo Soneira, José Antonio Vega, Nancy A. Vega, Gustavo Vivancos, Rodrigo Weber]

Adapted from https://www.onlinewebfonts.com/icon/309281

Quantum Markethink – El blog de Bernardo Crespo @b_crespo

By | 2018-07-17T17:32:26+00:00 julio 28th, 2017|Blog|0 Comments

About me:

Me considero un apasionado aprendiz de todo lo que hago. Coach Ontológico certificado por Newfield Network en Bogotá (Colombia). Master Executive en Marketing Relacional, CRM y Comercio Electrónico por ICEMD-ESIC. Licenciado en Ciencias Empresariales por la UCLM (Toledo) y último año de BA Honours en Management and Economics, University of St Andrews.

Comparte tu opinón