La mística de la gestión del cambio (personal)

“It’s only after we’ve lost everything that we’re free to do anything.” — Chuck Palahniuk.

Hay veces que te enfrentas a no tener que elegir, simplemente la vida te regala un hecho en el que el único camino es la aceptación. 

[Tiempo de lectura: 4 minutos y pico]

[Aviso a lectores: Este post es una reflexión personal, un ejercicio de introspección que termina con aprendizajes para el mundo corporativo]

 

Este año 2019 ha sido para mí un año de aceptación. Y tiene su mística la aceptación. Hay mucho escrito sobre las fases de la pérdida y su último estadio de superación (5 stages of grief by Elisabeth Kübler-Ross). Y solo descubres la dificultad de la aceptación cuando te ponen delante de los ojos una situación con la que no contabas ni en el menos favorable de tus escenarios. 

 

Si tuviera la posibilidad de iniciar el año 2019 con la información que tengo ahora, estaría al acecho. Preparado para afrontar cada situación inesperada con toda la energía, con toda mi atención. Y sinceramente, creo que no sería mejor de lo que ha sido. Sentirse abrumado tiene su sentido y activa nuestra capacidad de recuperación (Fight-or-Flight response).

 

La ventaja de vivir hechos inesperados es que hacen afloran en uno mismo todas tus predisposiciones, todos tus buenas artes y todos tus vicios ocultos. Ante un hecho inesperado, el poder de la decisión cobra más importancia que nunca. La mayoría de las decisiones que tomamos en el día a día vienen marcadas por nuestro deseo de acercarnos a lo que consideramos beneficioso, a nuestra situación futura deseable a nivel personal (si al menos nos hemos molestado en escribirla).   

 

Puede que consideremos que ya sabemos lo que deseamos y en mi caso personal, esta práctica la he convertido con ayuda en un proceso de búsqueda constante. Nunca acaba y la ventaja es que se puede reescribir cada día de tu vida. Ser capaz de poder traducir tus sueños a una hoja de ruta vital es el mejor regalo que te puedes hacer. En estos días gastamos mucha energía pensando en seres queridos y haciendo repaso de personas a las que queremos agradecer el año que cierra. Si consumiéramos una décima parte de esa energía que usamos en Navidad en repasar semanalmente nuestro situación futura deseable, el trabajo de afrontar situaciones inesperadas sería un ejercicio mucho más fluido. 

 

Tengo que agradecer al trabajo de reflexionar continuamente sobre lo que realmente importa, el poder haber tomado decisiones constructivas en momentos auto-destructivos. La reflexión sobre mi situación futura deseable, la meditación y el trabajo transpersonal, han sido los pilares de gestionar un año de situaciones inesperadas. El otro gran pilar ha sido el amor. Y es posible que suene cursi. Y tengo claro que las personas que me quieren han sido el mayor de los regalos en momentos difíciles vividos en este año. Humberto Maturana definía el amor como la “aceptación del otro como legítimo otro”. Solo cuando renuncias a la necesidad de juzgar al otro, facilitas el trabajo de la aceptación y creas un espacio engrasado para tomar decisiones ante situaciones inesperadas. 

 

“Cuando dudas ante una elección, no estás eligiendo entre lo que deseas y lo que no deseas. Estás eligiendo entre lo que quieres ganar y lo que temes perder”. Aprendizaje núm. 10 – @b_crespo

Este ejercicio no solo es productivo a nivel individual, la mayoría de los grupos humanos que trabajan por una visión compartida (organizaciones), se debaten a diario en discusiones estériles de poder, en pretensiones individuales absurdas donde se gasta más energía en leer el movimiento del contrario que en construir tu propio futuro. Si fuésemos capaces de traducir self-awareness y self-regulation al espacio corporativo, sería menos difícil transformar negocios en momentos de disrupción. 

 

Una maestra transpersonal con la que trabajé durante años tenía una máxima que ha sido un mantra en mi vida: “A favor de mí, en contra de nadie”. Creo que si todos tuviéramos claro que la vida no es un ejercicio de lucha constante (y hay momentos de lucha), todo sería más sostenible. Una cosa es trabajar para alcanzar tu situación futura deseable y otra vivir en términos de competición constante. Es necesario fijar los límites a otros con una visión asertiva, aquello que queda a mitad de camino entre la sumisión y la agresividad, y en la mayoría de los casos nadie advierte como ataque que le recuerdes que solo pueden llegar hasta ahí. Incluso en espacios de colaboración es imprescindible fijar límites. 

 

Cuando te conoces, cuando has trabajado una visión sobre lo que deseas y cuando aprendes a regular tus instintos, todo es más fácil. Aprender a vivir situaciones inesperadas y tomar decisiones en momentos de desequilibrio, resulta menos complejo cuando has hecho previamente el ejercicio de auto-conocimiento y auto-regulación. Conocer el gap entre tu situación actual y tu situación futura deseable, así como practicar la calma y el sosiego ante cambios abruptos, son prácticas que deben formar parte de la vida de cualquier persona (física o jurídica). Algunos llaman a este ejercicio, con toda la autoridad, inteligencia emocional. Yo prefiero llamarlo la magia de construir tu propia vida.

 

Cuando toca vivir épocas de cambio o competir en entornos de máxima incertidumbre, ambigüedad, complejidad, volatilidad, el conocimiento de uno mismo, el foco para discernir la percepción que otros tienen de nosotros y la eterna curiosidad por aprender del entorno cambiante, se convierten en palancas imprescindibles de la gestión del cambio y la transformación personal.  Y toca equilibrar el foco, saber cuándo activar cada palanca de atención (Daniel Goleman: Inner, Other and Outer focus). Cuanto más foco pones en tu intuición sin tener en cuenta la reacción de otros y el entorno en el que tomas las decisiones, se pueden producir disfuncionalidades y cierta tendencia al aislamiento. Cuanto más obsesivo te vuelves por reaccionar a lo que piensan los demás, pierdes el foco en tu intuición y te alejas de la realidad del entorno en el que vives, se producen situaciones de dependencia excesiva. Cuando solo tomas decisiones para adaptarte al entorno, olvidando los movimientos de otros y alejándote de tu propósito, te terminas convirtiendo en un producto indiferenciado, un ser estándar. El arte de equilibrar tu foco es una palanca poderosa de liderazgo.

 

Traduce estos mensaje de introspección a cualquier empresa y sabrás leer entre líneas por qué algunas empresas son tremendamente atractivas en todo lo que hacen. Quizás el secreto de las organizaciones que saben transformarse sea un sumatorio de liderazgo individual y colaboración entre líderes que supieron consensuar una visión compartida, y además, supieron revisarla continuamente. ¿Transformación y/o adaptación?, ¿Aceptación y/o Arrojo?, ¿Análisis continuo y/o Coraje para decidir?. Todo está equilibrado y caóticamente mezclado. 

___________

Quiero mostrar mi gratitud a todos los que habéis formado parte de mi vida en este año y quiero dar las gracias por adelantado a todos los que formareis parte de mi vida el próximo año. Quien lo lea, sabe lo personalizado que está este mensaje. Tendría más agradecimientos que palabras tiene este post para poder reconoceros a todos. Mi gratitud. 

___________

Fuentes:

  1. Goleman, Daniel. 2014: “Focus: Desarrollar la atención para alcanzar la excelencia” https://g.co/kgs/gNtZzJ 
  2. Bernardo Crespo: “The magic of building your own Life: Energy, Focus, Bricks and Creativity” https://www.bernardocrespo.com/the-magic-of-building-your-own-life-energy-focus-bricks-and-creativity/ 2018
  3. Wikipedia “Elisabet Kübler-Ross” https://en.wikipedia.org/wiki/Elisabeth_K%C3%BCbler-Ross Last visit on Dic 24, 2019.
  4. Wikipeadia “Fight-or-Flight response” https://en.wikipedia.org/wiki/Fight-or-flight_response#Emotional_components Last visit on Dic 24, 2019.
  5. Peter Stewart: “Increasing Your Emotional Intelligence: How Do Others React To You?” https://www.forbes.com/sites/forbescoachescouncil/2019/08/23/increasing-your-emotional-intelligence-how-do-others-react-to-you/#659318ab2e5a Forbes. 2019.
By | 2020-01-05T09:58:16+00:00 diciembre 24th, 2019|Blog|0 Comments

About me:

Me considero un apasionado aprendiz de todo lo que hago. Coach Ontológico certificado por Newfield Network en Bogotá (Colombia). Master Executive en Marketing Relacional, CRM y Comercio Electrónico por ICEMD-ESIC. Licenciado en Ciencias Empresariales por la UCLM (Toledo) y último año de BA Honours en Management and Economics, University of St Andrews.

Comparte tu opinón